Querido tenis

Querido tenis,

Me llamas todos los días y te contesto.

Traigo regalos a la llegada, pelotas y una raqueta nueva.

Vamos y venimos esforzándonos por ser mejores.

Me mantienes rápido y ligero en mis pies.

Eres un digno oponente con tu estrategia de tiros.

Algunos días yo gano, algunos días tú ganas.

Pero estaremos cerca como siempre, ahora y siempre.

Atentamente,

Lauren