Por el amor de la equitación

Ésta es siempre una de las mejores partes del día. Mi amor por montar a caballo solo ha crecido con los años. Este proceso te obliga a concentrarte, ser paciente y fuerte. El resultado final es una sensación de logro y por eso estoy muy agradecido.